18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

“La cúpula de la iglesia del Carmen se caerá si no se actúa pronto” (Gea de Albarracín)

Compárte esto con tus amigos:
Un informe técnico alerta del mal estado del patrimonio eclesiástico de Gea

La cúpula de la iglesia del ex-convento del Carmen de Gea de Albarracín -un templo barroco construido a finales del siglo XVII- corre peligro de desprendimientos si no se actúa pronto en ella. Así lo afirma el catedrático de arquitectura Ignacio Bosch, que elaboró el año pasado un informe sobre el estado del edificio eclesiástico y este año verano se lo ha hecho llegar al Obispado de Teruel y Albarracín, que es el propietario del edificio, y al Gobierno de Aragón instándoles a que tomen cartas en el asunto. A juicio del experto, habría que tomar medidas “urgentes” y apear la cúpula sobre andamios para evitar que se caiga.

El estudio fue realizado por el catedrático en la Universidad Politécnica de Valencia a petición de la Asociación en defensa del Patrimonio de Gea El Solanar.

No obstante, el alcalde de Gea, Manuel Alamán, le quitó hierro al asunto y aseguró que la techumbre “no se está hundiendo, desde la Guerra Civil está deteriorada por un bombardeo, pero lleva 70 años prácticamente igual”.

A finales de la semana pasada, los técnicos de la Dirección General de Patrimonio se desplazaron hasta Gea de Albarracín para conocer el estado de la iglesia, que es un Bien Catalogado. Desde el Gobierno de Aragón concretaron que la actuación corresponde al Obispado, al ser éste el dueño del bien, pero indicaron que se han puesto a su servicio para prestarle “asesoría técnica” si lo necesita.

Bosch manifestó que mantuvo una reunión con el obispo de Teruel y Albarracín, Carlos Escribano, en la sede del Obispado donde le explicó el informe realizado. “Se interesó mucho y dijo que iba a venir a Gea a verlo personalmente”, comentó el arquitecto. Sin embargo, la Comisión de Obras del Obispado indicó no tener aún conocimiento de ese estudio.

El cimborrio “está partido completamente en ocho grandes gajos”, dice el autor del estudio, y la presencia de una linterna de gran peso hace peligrar la cúpula de tambor, “que ya no actúa como tal, sino como arcos”, matiza. Las grietas son de gran tamaño y anchura y en algunas “cabe el brazo”, manifiesta Bosch. Además, las afecciones estructurales también se han materializado en las grietas que se aprecian en la bóveda de cañón de la nave central.

Fuente: Diario de Teruel

Fecha: 25/08/2011