18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

Arrancan los ensayos de las Bodas de Isabel, en una edición que tendrá más tensión emocional. Teruel

Compárte esto con tus amigos:

La representación teatral, basada en la leyenda de los Amantes, se desarrollará del 16 al 19 de febrero.
Los ensayos para la nueva edición de las Bodas de Isabel comenzaron este martes con la presencia del centenar de actores aficionados que encarnarán a los Amantes de Teruel y a los personajes que conforman la leyenda.

La nueva recreación teatral, que se representará en escenarios naturales del 16 al 19 de febrero, contiene un conjunto de pequeñas novedades que afectan, principalmente, al guión, ya cerrado, según señaló la gerente de la Fundación Bodas de Isabel, Raquel Esteban. «Con Santiago Gascón, el guionista, hemos trabajado estas vacaciones navideñas en los textos, en los que, por regla general, hemos procurado dotar de una mayor carga emocional», explicaba Esteban.

Algunas de las escenas más importantes, como la boda de Isabel con Pedro de Azagra o la muerte de la primera, alcanzarán una mayor tensión dramática después de la revisión que se ha llevado a cabo en los guiones.

Para lograr esta mayor emotividad está trabajando Alfonso Pablo, que este año sustituye a Joaquín Murillo en la dirección artística, compartida con Marian Pueo. La participación del profesor y actor, con amplia experiencia en el mundo teatral, se va a caracterizar, a juicio de Raquel Esteban, en la aplicación de nuevas técnicas actorales para los grupos de animación.

Marian Pueo inició las primeras tomas de contacto con cuatro de los principales protagonistas, entre ellos los que encarnarán a Isabel y Diego, Laura Gallardo y Sergio Gisbert. Todo ellos se estrenan en el mundo teatral por lo que la sensación inicial, según Pueo, es «de vértigo».

Entre las novedades previstas en la próxima edición de las Bodas, figura la incorporación de dos escenas, una de ellas relacionada con la ampliación de la catedral de Santa María de Mediavilla, en la que el protagonismo recaerá en fray Tobías, el párroco del templo. Se ha añadido, asimismo, un acto el sábado por la mañana, integrado por un grupo de amigos de los dos jóvenes hermanos de Diego, que, según Raquel Esteban, «desempeñará el papel de una crónica de lo sucedido hasta entonces con objeto de que los visitantes puedan seguir mejor la trama».

Pero uno de los personajes que adquirirá un mayor peso será el de la doncella de Isabel, que, al igual que en la pasada edición, aparecerá en la escena del balcón, la más importante del sábado y una de las que mayor público reúne. La gerente de la Fundación señaló que este año, «el ama de compañía adquiere una mayor complicidad con Isabel».

Raquel Esteban considera, no obstante, que las variaciones no son significativas. Sostiene que pese a ello, «siempre parece que la representación se vive por primera vez». «Algo tendrá -continuó- para que después de 800 años, la historia de los Amantes de Teruel siga interesando».

La gerente reconoció que el equipo de la Fundación ha iniciado los ensayos «con cierta incertidumbre» a causa de la falta de presupuesto.
Aportaciones públicas
Las aportaciones públicas todavía no se han concretado, lo que hace que se tomen decisiones con inseguridad. Raquel Esteban confía en que la recreación teatral medieval se desarrolle sin demasiados recortes económicos, y añadió que espera que se mantenga la misma aportación del año pasado del Ayuntamiento, que ascendió a 95.000 euros. Según matizó, la fiesta ya ha sufrido en estos dos últimos años ajustes presupuestarios.

La cantidad restante, hasta alcanzar los 300.000 euros que se invirtió en el montaje el año pasado, deberán ser financiados a través de patrocinadores privados. Esteban dijo que se está trabajando «en la línea, ya emprendida en la Partida de Diego del pasado verano, de diseñar publicidad creativa con diversas firmas comerciales».

Fuente: Heraldo

Fecha: 11/01/2012