18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

El Senado respalda que las tamborradas aragonesas se declaren Patrimonio de la Humanidad

Compárte esto con tus amigos:
La Cámara alta aprobará esta semana una moción en la que apoyará que los tambores aragoneses y los de otras comunidades sean reconocidos por la Unesco.

El Senado aprobará la próxima semana una moción, suscrita por todos los grupos, en la que apoyará que las tamborradas de Hellín, Agramón y Tobarra, en Castilla-La Mancha, así como las que se celebran en Aragón, Andalucía, Murcia y la Comunidad Valenciana sean declaradas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Con esta moción firmada por los grupos socialista, popular, Entesa Catalana de Progrés, CiU, grupo de senadores nacionalistas y Grupo Mixto, la Cámara Alta «se adhiere» al expediente para la inscripción en la ‘Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad’ de la UNESCO de la candidatura conjunta de estas tambortadas, que se resolvería en 2012.

Según el texto de la moción, el acuerdo plenario se trasladará al Ministerio de Cultura para que se adjunte a la documentación que se enviará a la sede central de la UNESCO, en París.

En la exposición de motivos se alega que la tamborrada es una de las «grandes celebraciones de España» y, por ello, merece ser declarado Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.

La Junta de Castilla-La Mancha fue la primera en presentar una candidatura para la que las tamboradas de Hellín adquieran esta consideración; posteriormente, a esta propuesta se sumaron las comunidades de Andalucía, Aragón, Murcia y la Comunidad Valenciana, que también cuentan con esta fiesta de carácter etnográfico y antropológico.

Según la Convención de la UNESCO y tal y como recoge el texto de la moción, el Patrimonio Cultural Inmaterial se transmite de generación en generación, lo mantienen con vida las comunidades y grupos en función de su entorno e infunde a las comunidades un sentimiento de identidad, además de promover el respeto a la diversidad cultural.

Fuente: Heraldo

Fecha: 05/03/2011