18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

La Cuenca Minera abrirá en julio un circuito de actividades de aventura para atraer a turistas

Compárte esto con tus amigos:

El Ayuntamiento de Martín del Río abrirá a finales de julio el primer circuito de aventura de la provincia, unas instalaciones de ocio destinadas al turismo de naturaleza para todas las edades con las que se intenta hacer frente a la crisis económica, que ha supuesto en los últimos años la pérdida de más de cuatrocientos puestos de trabajo en las Cuencas Mineras.

El parque, compuesto por un conjunto de actividades de montaña al aire libre en las que cada participante tiene que ir superando pruebas, contempla la instalación de 40 elementos para la práctica del deporte de aventura, aunque en la primera fase se abrirá únicamente la mitad. Todos ellos ya están preparados para recibir a los visitantes, aunque, según señaló el alcalde de Martín del Río y presidente de la Comarca Cuencas Mineras, Francisco Altaba, su apertura está a la espera de obtener la autorización de la Confederación Hidrográfica del Ebro por la ocupación de dominio público. El circuito se ubica sobre el barranco de Valdelagua, en las inmediaciones del campin Las Cabañas, un espacio que administrativamente depende de la citada Confederación.

Altaba confía en que este trámite burocrático esté listo para poder abrir el circuito durante el verano, en lo que considera una apuesta “imaginativa” para atraer a turistas hacia la comarca. “Este tipo de complejos -indicó el alcalde- tienen últimamente mucha demanda por los amantes de la naturaleza y del senderismo”.

Y añadió que las instalaciones, que se encuentran en una zona vallada que ocupa una superficie de cerca de 13.000 metros cuadrados, tienen la ventaja, además, de estar orientadas a un público familiar. “Las medidas de seguridad son muy estrictas; todos los usuarios llevarán arneses y estarán sujetos con sirgas, de manera que pueden practicar este deporte desde niños de doce años hasta sus padres, siempre que estén en buena forma, claro”, explicaba Francisco Altaba.

Sin impacto visual
Construidas en madera, las actividades se localizan en un bello paraje, rodeadas de pinos, pero ninguna de ellas, según el alcalde de Martín del Río, presenta impacto ambiental: “Están en perfecta armonía con el entorno. De hecho, si no estás subido en alguna de las plataformas, encima de un árbol, no se ven desde el suelo”. Agregó que para su puesta en marcha no se han ejecutado talas y los árboles se han usado como anclaje de las diferentes actividades, que componen recorridos aéreos situados a una altura de entre 4 y 5 metros sobre el cauce del barranco. En este proyecto se han invertido un total de 220.000 euros.

El circuito de aventura se ha concebido, en principio, como complemento del campin Las Cabañas que el Ayuntamiento de Martín del Río abrió hace varios años. “Desde el municipio -afirmaba Altaba- intentamos diversificar nuestros recursos económicos con proyectos que puedan asentar la población”. Se trata, a su juicio, de aprovechar una infraestructura ya existente, como es la zona de acampada, para ofrecer atractivos turísticos que permitan alargar la estancia de los visitantes que recorren los pueblos de las Cuencas Mineras.

El alcalde considera que el Museo Minero de Escucha, el de Utrillas, el Parque Cultural del Río Martín, y, ahora el circuito de aventura, pueden ser motivos suficientes para que los turistas “pasen tres o cuatro días en la comarca”.

Congreso de turismo rural
La provincia de Teruel se ha configurado como un importante destino para el turismo de interior. Precisamente, la capital es desde ayer la sede del XIV Congreso Nacional de Turismo Rural, un encuentro que ha reunido a un centenar de congresistas.

Entre los temas abordados en el Congreso, organizado por la Asociación Española de Turismo Rural, Asetur, los participantes debatieron la necesidad de unificar el sistema de clasificación estatal con objeto de poder mejorar la comercialización y promoción de cara al consumidor.

La propuesta pasa por establecer un criterio único de clasificación de las casas de turismo rural en el que se usarán espigas a modo de las estrellas de los hoteles.

En los últimos nueve años, 2.700.000 personas han practicado turismo rural.

Fuente: Heraldo de Aragón

Fecha: 24/06/2010