18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

La laguna del Cañizar necesita un plan para afrontar su carencia de agua – Teruel provincia

Compárte esto con tus amigos:

Un censo realizado ayer por SEO alerta del descenso de las aves acuáticas

La laguna del Cañizar está pidiendo a gritos un plan de gestión adecuada del agua que permita la recuperación definitiva de este humedal entre los municipios de Villarquemado y Cella. Un censo de aves acuáticas invernantes realizado ayer por el grupo local de SEO/BirdLife en Teruel reveló un descenso preocupante de este tipo de especies, lo que es un indicativo de la situación crítica en la que se encuentra el humedal por la falta de agua.

La decena de personas que participaron en el censo, bajo la coordinación de la bióloga de SEO Maite Ríos, identificaron 38 especies diferentes en la laguna, de las cuales solo 10 eran acuáticas. En los últimos años se han llegado a censar unas 200 especies.

Los miembros de SEO participantes en la realización del censo consideraron que la disminución de la fauna en esta época del año era bastante acusada, tanto en número de ejemplares como de especies en general y, sobre todo, en las acuáticas. Que el humedal apenas tenga agua es la causa de esta situación.

Ríos aseguró que es preciso dotar a la laguna de un plan que incluya una gestión adecuada del agua para poder mantener la fauna de este ecosistema. Llamar la atención sobre la importancia que tienen estos humedales para la vida era uno de los objetivos del censo organizado ayer por SEO, dentro de las actividades que se están celebrando desde el pasado 2 de febrero con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedales bajo el lema “Alas sobre agua”.

La recuperación de la laguna del Cañizar se inició hace más de una década después de que fuese desecada en el siglo XVIII para intensificar los usos agrarios del territorio. Desde que se empezó a recuperar el humedal, cuyo vaso geológico natural es de 11 kilómetros cuadrados, se han llevado a cabo distintas actuaciones para aprovecharlo con fines turísticos y lúdicos.

No obstante, en los dos últimos años se ha notado un descenso considerable del nivel del agua, y aunque a finales del año pasado la laguna fue incluida dentro del inventario de humedales singulares de Aragón, los conservacionistas reclaman una figura como espacio protegido. El Gobierno de Aragón está haciendo actualmente un plan para racionalizar la gestión y uso público de este espacio.

Fuente: Diario de Teruel