18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

La truficultura turolense sorprende a los hosteleros vascos y navarros

Compárte esto con tus amigos:
También reconocen que la trufa negra, aunque la conocen, la utilizan poco

La delegación de una veintena de hosteleros del País Vasco y de Navarra en su visita ayer a una plantación trufera en Sarrión se sorprendieron de lo que es el cultivo de este preciado hongo. Además, algunos de ellos reconocían que la trufa negra, aunque la conocen, la utilizan poco en sus platos y tapas. Los hosteleros conocieron también otros productos gastronómicos de Teruel como son el jamón, aceite, azafrán, queso, ternasco, pan de cañada y el vino.

La promoción gastronómica de productos turolenses ha corrido a cargo del Patronato Provincial de Turismo en colaboración con la Comarca de Gúdar-Javalambre y la Asociación de Empresarios Turístico de Teruel. La primera acción de promoción gastronómica que se realizó en la jornada de ayer fue la visita a una plantación trufera en Sarrión. Allí se les explicó en qué consiste y el esfuerzo que cuesta el cultivo la trufa negra asistiendo además a una demostración de recolección de este hongo con perros, que despertó la curiosidad y la sorpresa.

El hostelero de Hondarribia, José Miguel Alza, manifestaba que no había visto nunca una recolección de trufa con perros, salvo en la tele y con cerdos. “No es fácil el cultivo de la trufa y su recolección”, aseveró. Asimismo, Alza reconocía que en su restaurante utilizaba poco la trufa porque estaba en una zona pesquera, pero que en la tienda delicatesen que tenía sí que la vendía aunque no fresca. “Es una trufa preparada proveniente de Soria. En la tienda, la trufa tiene una gran aceptación, sobre todo por Navidades”, comentó.

Enrique Fuentes, hostelero de Vitoria, exponía que conocía la trufa y que en uno de sus “pintxos” llevaba este ingrediente con éxito. Defendía el uso de la trufa de calidad, porque no es tan cara como pueda parecer, ya que al ponerse poca da para mucho. Enrique Fuentes agradecía la visita a la plantación trufera porque le había permitido conocer su cultivo, recolección y cómo debía conservar la trufa en su restaurante, congelándola.

Angela Gaztelumedi, hostelera de Irún, señalaba que había empezado a utilizar la trufa este año. “La verdad es que en Irún se emplea poco la trufa”. También reseñaba que la trufa negra aunque es cara, con unos pocos gramos da mucho juego”.

Por su parte el hostelero de Durango, Iñigo Kortabitarte, reseñaba que conocía la trufa, aunque su elevado precio frenaba su utilización en la cocina. No obstante, apuntó que “la gente joven es muy abierta y lo que quiere es que les sorprendas con productos nuevos”. Iñigo añadía que la que utiliza es proveniente de Italia y que no se había planteado hasta la fecha consumir de la proveniente de Teruel.

Pero la delegación de hosteleros del País Vasco y de Navarra no sólo conoció la trufa negra desde su cultivo en una plantación, sino también otros productos gastronómicos de la provincia como fueron el aceite, el jamón, queso, azafrán, ternasco, pan de cañada y el vino. Igualmente conocieron las localidades turísticas de Mora de Rubielos y Rubielos de Mora. Para el día de hoy, la veintena de hosteleros visitarán y conocerán la capital de la provincia.

Fuente: Diario de Teruel

Fecha: 08/02/2011