18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

Las luces del Torico (Teruel) fallan

Compárte esto con tus amigos:
después de tres años de reparaciones y tras su completa renovación
Un informe independiente determinará la causa de las averías y cómo se pueden resolver, sin coste para la DGA.

La plaza del Torico, salpicada de luminarias apagadas o con colores discordantes..ANTONIO GARCíA La plaza del Torico, salpicada de luminarias apagadas o con colores discordantes..ANTONIO GARCíA

Las 1.400 luminarias incrustadas en la plaza del Torico de Teruel, que fueron sustituidas en su totalidad en junio pasado debido a sus reiteradas averías, vuelven a fallar. Las empresas encargadas de la fabricación de las luces y de ejecutar la reforma de la plaza, inaugurada en 2007 tras una inversión de 6 millones de euros, encargarán un informe externo a un gabinete de ingeniería especializado para conocer las causas de los problemas y cómo se pueden corregir.

El Gobierno aragonés, que financió la remodelación del espacio más emblemático de la ciudad, exige a las empresas implicadas en el proyecto que el alumbrado funcione “al 100%” antes de recibir la obra. Desde el Departamento de Política Territorial admitieron ayer que, “aunque no hay tantas averías como con las luminarias iniciales, sigue habiendo un problema, con un porcentaje de luces que fallan”.

La luminaria utilizada en el pavimento de la plaza, que aplica la tecnología led de bajo consumo eléctrico, fue bautizada como ‘Teruel’ y se creó específicamente para este proyecto. Tras la inauguración de la plaza, el diseño ha experimentado tres modificaciones para evitar las averías, causadas, fundamentalmente, por la interferencia de la humedad con los componentes electrónicos. A pesar de las sucesivas mejoras, las nuevas lámparas registran cada vez más averías. De las 1.400 unidades renovadas hace solo cinco meses, 40 están inutilizadas.

Desde la DGA advirtieron de que exigirán a la empresa adjudicataria de la reforma, Acciona, que la plaza quede “perfecta”. Tanto el informe independiente como la solución de los problemas de las luminarias no tendrán coste para el Gobierno aragonés.

Un portavoz de Política Territorial explicó que la solución a los repetidos contratiempos del alumbrado incrustado pasa ahora por la contratación de un “informe pericial externo” a la compañía fabricante de las luminarias, Lightled -que también realiza sus propios estudios-. El peritaje investigará el problema y propondrá soluciones.

Las luminarias instaladas inicial mente fueron fabricadas por Lightled, una compañía actualmente absorbida por Simon, “una de las mejores empresas del sector”, según Política Territorial. Desde la DGA afirmaron estar “muy pendientes” del resultado final de la reforma de la plaza del Torico, que siguió “un diseño innovador y que tiene que quedar bien”.

Mientras no se resuelvan definitivamente los problemas de las luces incrustadas, el plazo de tres meses de prueba de las 1.400 luces nuevas, que debió concluir el pasado septiembre, “no correrá”. La DGA exigió la reposición de todas las luminarias incrustadas en la plaza y no solo de las que presentaban averías y, además, la entrega de una reserva de 100 unidades al Ayuntamiento para reponer las estropeadas.

El alcalde, Manuel Blasco, del PP, afirmó que el proyecto ha sido “un despropósito desde el primer día”. Criticó que la empresa fabricante de las luminarias utilizara la plaza del Torico como “conejillo de indias” para experimentar un diseño de lámpara novedoso. A su juicio, el diseño elegido, y, en especial, la iluminación, no gustan a los turolenses desde el primer día. Blasco se preguntó: “¡Cómo Patrimonio autorizó esta reforma, cuando ha puesto tantos reparos en otros casos!”.

El alcalde señaló que si no se garantiza la estanqueidad absoluta de las luminarias, los problemas “no tienen solución”. A su juicio, la iluminación del pavimento no tiene futuro y “llegará un alcalde, quizá dentro de diez años, que terminará por quitarlo”.

El alcalde consideró que, tres años después de ser inaugurada por todo lo alto, “no es de recibo” que la iluminación esté todavía sin resolver. Advirtió de que el Ayuntamiento no recibirá esta parte del proyecto hasta que no esté asegurado su correcto funcionamiento. Afirmó que la situación actual, con reiteradas averías que no se terminan de corregir, es “un gran problema para la plaza”.

Fuente: Heraldo

Fecha: 26/11/2010