18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

Los ‘dientes de sable’ proliferaron en Villalba Baja durante el Turoliense

Compárte esto con tus amigos:

El yacimiento de Las Casiones constata una gran diversidad de félidos
Los tigres ‘dientes de sable’ proliferaron en lo que hoy es Villalba Baja durante el Turoliense, un piso geológico cuyo nombre hace referencia a Teruel y que abarca un intervalo temporal del Mioceno comprendido entre hace 8,7 y algo más de 5 millones de años. La fauna de aquel entonces la encabezaban en la cadena alimentaria grandes félidos junto a pequeños felinos, según se constata en un artículo científico que acaba de ser publicado en la revista ‘Journal of Vertebrate Paleontology’, en el que se estudian los fósiles de estos animales encontrados en el yacimiento de Las Casiones.

La publicación científica la firman paleontólogos del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC y de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis-Museo Aragonés de Paleontología. Los resultados de la investigación que ahora ve la luz revelan que el paisaje que había entonces en Villalba Baja tenía suficiente cobertura vegetal con árboles y arbustos más pequeños, que permitían la cohabitación de grandes y pequeños depredadores.

En el yacimiento de Las Casiones, excavado por el Museo Nacional de Ciencias Naturales y Dinópolis, se han hallado tres grandes félidos: ‘Amphimachairodus giganteus’, ‘Paramachaerodus orientalis’ y ‘Metailurus major’. Además, se han encontrado fósiles del felino Pristifelis attica, de pequeño tamaño, y de otra especie desconocida hasta ahora en el Mioceno superior.

El paleontólogo Manuel Salesa, uno de los autores del estudio, explicó que la acumulación tan diversa de félidos en Las Casiones implica la “existencia de un entorno con suficiente cobertura vegetal como para permitir a las especies pequeñas encontrar refugio frente a las especies más grandes”. Además, a partir de estos fósiles se puede inferir “la presencia de una gran variedad de presas que sustentaran a esta comunidad de félidos de tamaños tan diferentes”.

Fuente: Diario de Teruel

Fecha: 25/05/2012