18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

Los ‘hijos’ de Félix Rodríguez de la Fuente se dejan atrapar por la laguna del Cañizar

Compárte esto con tus amigos:

Un curso sobre ornitología abre las actividades formativas puestas en marcha en el humedal

Somos los hijos de Félix Rodríguez de la Fuente”, comentaban ayer algunos de los participantes en el curso sobre ornitología organizado por la Fundación Laguna del Cañizar, que llegaron a identificar unas 40 aves durante un recorrido por este humedal. La actividad, que comenzó ayer y finalizará el próximo sábado, pretende acercar este espacio natural a los ciudadanos y mostrar la importancia de su recuperación.

El curso celebrado ayer forma parte del proyecto Aula de la Naturaleza, una serie de actividades consistentes en cursos sobre ornitología, plantas medicinales y también iniciación a la fotografía, además de talleres de interpretación del ecosistema de la laguna del Cañizar, que se realizarán tanto en Villarquemado como en Cella.

A pesar de lo seco que se encuentra el humedal, los asistentes al curso pudieron identificar un número importante de aves, lo que indica el gran valor medioambiental que posee este espacio natural, según destacó el naturalista Fernando Salas, encargado de impartirlo.

La organizadora de la actividad y guía de la laguna, María Úbeda, se mostró satisfecha por la respuesta que había tenido la convocatoria, con más de una veintena de participantes procedentes de diferentes municipios, así como con el desarrollo de la misma. La mañana la dedicaron a una sesión teórica en la casa de cultura, durante la que el profesor del curso enseñó a los asistentes, con la ayuda de fotografías, generalidades y curiosidades sobre las aves, además de recibir algunos consejos prácticos para aprender a identificar las principales especies de aves que se dan en la laguna del Cañizar y en su entorno.

Fuente: Diario de Teruel