978 700 381 / 667 260 601 / 617 666 050 / 651 300 984 [email protected]

Con la llegada de la primavera los días son cada vez mas largos y las ganas de viajar aumentan. Es el momento de llevar a cabo los planes y disfrutar de parajes naturales, pueblos con encanto y fiestas tradicionales. Te contamos los mejores destinos cercanos para una primera escapada primaveral sin que afecte al bolsillo.

1. Parque Natural Arribes del Duero

Arribes del Duero. Mirador El Salto, en Saucelle
Arribes del Duero. Mirador El Salto, en Saucelle
Turismo Salamanca

La provincia de Salamanca cuenta con destinos tan atractivos como este parque natural, que es un lugar imprescindible para los amantes de la naturaleza. Situado al noroeste de la provincia, el Parque Natural Arribes del Duero es una de las joyas naturales de nuestro país. En él, el río Duero ha creado la red de cañones fluviales más extensa de la península. La primavera es uno de los mejores momentos del año para recorrer sus numerosos senderos y disfrutar de bellezas naturales como las cascadas del Pozo de los Humos o el Cachón de Camaces. Un lujo de paisaje del que también disfrutarás desde los miradores que se alzan sobre el Duero.

2. Granada en primavera

Old town of Granada seen from an arched window in the Alhambra
Panorámica de Granada desde la Alhambra
Stephane Debove

La ciudad nazarí es una de las que mas brillan en primavera. La buena temperatura anima a pasear por sus calles y a disfrutar de su atractivo ambiente universitario. Se trata de aprovechar todas las horas del día porque Granada tiene mucho que ofrecer.

Dominando desde lo alto de la colina, la Alhambra, uno de los complejos palaciegos mas espectaculares y joya arquitectónica que parece rescatada de un cuento. Disfruta también de uno de los lugares mas representativos de la ciudad, el barrio de Albarracín. Este antiguo barrio árabe de casitas blancas y empinadas está incluido en la lista de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Otro de los barrios imprescindibles en Granada es el del Realejo, a los pies de La Alhambra, donde vivían los judíos de Granada. Cuenta con numerosas callejuelas laberínticas que le dan un encanto especial.

Y cuando cae la noche, toca disfrutar de las vistas nocturnas de La Alhambra desde el Mirador de San Nicolás, antes de deleitarte con un té moruno en las tradicionales teterías de la ciudad.

3. El Alentejo portugués

Beja, en el Bajo Alentejo, Portugal
Beja, en el Bajo Alentejo, Portugal
Turismo Portugal

La región portuguesa invita a realizar una escapada distinta y llena de paradas imprescindibles. Por su cercanía con nuestro país, la mejor opción es hacer el viaje en coche, disfrutando de un paisaje cambiante y visitando distintas localidades con algo en común: en todas ellas reina la tranquilidad y el sosiego. En este destino atemporal y cargado de historia, te empaparás del ritmo pausado de sus habitantes mientras paseas por pintorecas calles y descubres mercados con productos locales. Uno de los lugares mas atractivos para hacer una parada es Elvas, a tan solo 10 kilómetros de Badajoz. En esta ciudad fortaleza, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, visita el acueducto de Amoreira y descubre su mágico casco histórico.

Pero además, en el recorrido por esta región te esperan muchas mas sorpresas, como los castillos medievales de Beja, Moura o Serpa, y por supuesto, podrás hacer turismo gastronómico. Por cierto, en Serpa aprovecha para probar su joya culinaria, el “queijo”, el queso alentejano elaborado con cuajo de oveja.

4. Teruel

teruel, Spain. 29th august, 2021: views of torico square in teruel old town, Spain
Teruel, plaza del Torico
Getty Images

A pesar de todo lo que tiene que ofrecer, Teruel sigue siendo una de las grandes desconocidas. Con numerosos rincones de sorprendente belleza, se trata de una ciudad pequeña, de esas que puedes visitar en un día. Lo mejor es recorrerla a pie, con calma y disfrutando del arte mudéjar representado a lo largo de distintos monumentos. Visita la iglesia de San Pedro, las Torres de San Martín y del Salvador, a las que se puede subir y desde donde podrás captar las mejores panorámicas. Uno de sus atractivos es la plaza del Torico, símbolo de la ciudad. y por supuesto, es también obligatoria una visita al mausoleo de los Amantes.

5. Parque arqueológico de Segóbriga y Cuenca

Parque Arqueológico de Segóbriga
Parque Arqueológico de Segóbriga
DIPUTACIÓN DE CUENCA – Archivo

Te proponemos una visita al Parque arqueológico de Segóbriga, situado en el término municipal de Saelices, en la provincia de Cuenca. Un pequeño, pero muy interesante viaje en el tiempo, para descubrir una de las huellas que dejaron los romanos en nuestra península. Esta escapada te acercará un poco mas a nuestra historia con la visita a uno de los yacimientos romanos mejor conservados del país. En la urbe, que estuvo impulsada por el emperador Augusto, se pueden visitar el anfiteatro, el circo, el gimnasio, la muralla, la acrópolis o el foro, uno de los edificios mejor conservados del recinto.

Su cercanía con Cuenca, está a una media hora en coche, te garantiza un fin de semana muy completo. Podrás aprovechar el viaje para hacer también turismo urbano en la ciudad de las Casas Colgadas, recorrer el puente de San Pablo, su pintoresca plaza Mayor, y cuando cae la noche, recuerda que Cuenca te regala sus mejores vistas desde el mirador de Florencio Cañas, con una panorámica de la ciudad iluminada,

6.  Buitrago del Lozoya

Buitrago del Lozoya (Madrid).
Buitrago del Lozoya (Madrid).
Getty Images/iStockphoto.

Madrid puede presumir de tener lugares magníficos a su alrededor con grandes posibilidades para una escapada rápida y asequible, y mas ahora que llega el buen tiempo. Uno de los planes más atractivos sin salir de la Comunidad de Madrid es ir a Buitrago de Lozoya, una villa medieval amurallada, rodeada por el Río Lozoya, y de gran importancia histórica. Un recorrido a pie que te lleva por lugares tan interesantes como el Castillo de los Mendoza (dentro de las Murallas), una construcción defensiva de los siglos XIV-XV, que fue residencia del Marqués de Santillana y tuvo visitantes tan conocidos como Juana la Beltraneja o Felipe III. Desde la Plaza de la Constitución, atravesando la Calle del Arco, se accede al Arco de las Nieves, uno de los pasajes más bonitos de Buitrago del Lozoya. Además, este pueblo cuenta con un museo de Picasso, gracias a los obsequios que el genio malagueño entregó a su barbero, que era originario de aquí.

Con la llegada del buen tiempo, estás en el lugar ideal para completar la jornada realizando alguna ruta de senderismo por la zona e incluso practicar piragüismo en las aguas del río Lozoya que rodean el recinto amurallado.

7. Los patios de Córdoba

Traditional house and courts with flower in Cordoba, Spain
Patio de una casa cordobesa.
Getty Images

Córdoba florece en primavera y es el momento del año en que muestra al visitante su mejor cara. Es durante la primera quincena de mayo, con el Festival de los Patios cuando la ciudad se impregna de magia, aunque las visitas a los patios no están restringidas a estas dos semanas, sino que se pueden hacer durante todo el año. Puedes realizar una reserva previa a través de Turismo de Córdoba, y tienes que saber que algunos patios son de acceso gratuito. Paseando por las calles cordobesas te esperan pequeños tesoros ajardinados, llenos de macetas con coloridas flores, y un aroma reconocible que impregna cada rincón de estas casas. Pronto te darás cuenta de que Córdoba se conoce a golpe de sensaciones, paseando por su casco antiguo, recorriendo la judería, y por supuesto, dando buena cuenta de su rica gastronomía.

Imprescindible visitar su monumento por excelencia, la Mezquita-Catedral y si puedes, subir a la torre desde donde tendrás una panorámica espectacular de los tejados cordobeses, de la judería y del centro histórico.

Noticia y fotos: 20minutos.es