Perderse por senderos, descubrir pueblos de apenas 100 habitantes o maravillarse con cascadas en medio de bosques. La España interior, de campo y montaña, no está reñida con la gastronomía Michelin o los alojamientos rurales más glamourosos. Porque los expertos advierten que este año nos iremos de vacaciones más tarde y lo haremos dentro de nuestras fronteras, aquí tienes 12 destinos con encanto.

Albarracín (Aragón)

Parece un escenario de película, con las altas murallas medievales que dominan la ladera sobre una curva del río Guadalquivir. Un bellísimo skyine que Ortega y Gasset definió como un “increíble perfil alucinado”. Las ruinas del alcázar, su agreste acantilado, las casas de color rojizo, las ventanas con visillos de encaje, los balcones corridos en forja y de madera tallada… Todo el pueblo es un Monumento Nacional.

Fuente: Telva.com