978 700 381 / 667 260 601 / 617 666 050 / 651 300 984 [email protected]

El Centro Comercial Abierto (CCA) de Teruel ha puesto en circulación unos bonos de ayuda mutua para impulsar la recuperación del consumo en el comercio, la hostelería y los servicios de la ciudad. La entidad ha pedido a las administraciones públicas que colaboren en esta campaña, que lleva por nombre Recuperar Teruel, reconstruir la economía. Mientras aguarda sus respuestas, ha destinado a esta primera emisión 15.000 euros de recursos propios, que se traducirán en un consumo de 75.000.

El CCA de Teruel recordó en una nota de prensa que los sectores del comercio, la hostelería y los servicios “van a necesitar mucha ayuda para no desaparecer” debido a las “enormes pérdidas” que está provocando el cierre de los establecimientos durante el estado de alarma.

La asociación solicita para ello la colaboración de las administraciones públicas, pero también de los ciudadanos, a los que pidió “que elijan a los establecimientos turolenses como lugar preferente de compra”.

“Dada la crisis económica y el descenso del turismo, el consumo va a disminuir considerablemente cuando podamos abrir nuestros negocios y por ello vamos a necesitar también el apoyo de los que compran principalmente en centros comerciales de Zaragoza y Valencia o en los grandes operadores online. Podemos ayudar a cambiar el modelo de consumo para que no esté tan expuesto a la globalización, que ha quedado demostrado que nos empobrece cada día más a todos”, argumentó el gerente del CCA Teruel, Rodolfo Pangua.

Varios ayuntamientos, diputaciones y gobiernos regionales  han optado por la emisión de este tipo de bonos con el objetivo de que los comerciantes recuperen parte de la actividad perdida, incrementen sus ventas y fidelicen a los compradores.

Siguiendo su ejemplo, el CCA ha puesto en marcha la campaña Recuperar Teruel, reconstruir la economía, a la que inicialmente ha destinado 15.000 euros de fondos propios, que podrían verse incrementados con las aportaciones de las administraciones públicas.

En concreto, la asociación ha lanzado tres tipos de bonos. Los primeros son los denominados Bonos Aliento destinados a todas aquellas personas que se sienten muy identificados con la problemática que viven los negocios y saben que, cuando abran, volverán a ellos.

El cliente recibe un bono por el mismo importe que haya abonado. “Su única motivación es prestar apoyo a los negocios locales que ahora permanecen cerrados dado que no reciben un beneficio mediante descuentos”, precisó Pangua.

Los 15.000 euros aportados por el CCA de Teruel se destinarán a los Bonos Bonificados con un 20%. El cliente paga 40 euros y se lleva un bono de 50, por ejemplo. “Estos son para toda la gente que quiere apoyar a los comercios, pero que además necesita una pequeña ayuda económica para mantener sus posibilidades de consumo. Se solicitan ahora y se consumen cuando abramos”, explicó el gerente.

Y hay unos terceros llamados Bonos Solidarios, en los que las personas destinan una cantidad económica para que otras puedan consumir. “El cliente paga por ejemplo 10 euros y se lleva un bono de 50. Esto supone una rebaja de un 80% en el coste de los productos”, indicó. Estos bonos no se podrán adquirir directamente dado que serán los servicios sociales o las administraciones públicas quienes designen a los beneficiarios.

En opinión de Pangua, esta es una acción que reporta beneficios a todas las partes implicadas: a los ciudadanos, porque es como si se abaratase un 20% el coste de la vida y, en los casos de las personas más desfavorecidas, hasta un 80%; a las pymes, porque ese consumo les ayuda a seguir abiertos y a mantener el empleo; y a la Administración, porque el consumo local tiene mayor retorno a través de los impuestos de empresas y trabajadores, “y conseguimos una ciudad y un país más fuertes con unos mejores servicios públicos”.

Los bonos se podrán solicitar por importes de 10, 20, 30, 40 o 50 euros. Deberán ser nominativos del establecimiento donde se desean gastar y la solicitud se realiza a través de la página web www.centrohistoricoteruel.com.

Una vez recibidas las solicitudes, el CCA de Teruel enviará un correo electrónico para informar de su autorización y, en caso positivo, sobre la forma de realizar el pago. Los interesados pueden pedir todos los bonos aliento que deseen, pero el resto quedará supeditado a la demanda y a la disponibilidad de fondos.

El CCA de Teruel recordó que, tanto directamente como a través de sus asociados, ha dado respuesta en la medida de sus posibilidades a la crisis sanitaria mediante la donación o compra de materiales. Pero argumentó que “va acompañada de otras crisis, económica y social, sin precedentes y ya es momento de actuar”.

El CCA de Teruel valoró positivamente las ayudas directas que están otorgando las administraciones públicas para paliar los gastos de las pymes, pero considera que “también son de capital importancia las medidas que se tomen para volver a poner en movimiento la rueda del consumo, para que vuelvan a encontrarse la oferta y la demanda, y especialmente que el consumo se haga aquí, en Teruel. “La solución no es solo dar peces, sino tratar de restaurar el sistema para poder seguir pescando”, señaló Pangua, quien añadió que la Federación de Asociaciones de Vecinos San Fernando respalda esta iniciativa, a la que espera que se sumen también el Ayuntamiento y la Diputación.

Noticia y Foto: Diario de Teruel