El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha solicitado un rescate nacional para el sector turístico y de la hostelería por el impacto de la crisis económica que la pandemia de la COVID-19 pueda generar en estas actividades.

Así lo ha solicitado el dirigente aragonés este domingo, 19 de abril durante la sexta videoconferencia de presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

“Hace 10 años los españoles tuvimos que rescatar a la banca aportando 60.000 millones euros por ser un sector particularmente destrozado por la crisis, pese a ser uno de los causantes de la misma”, ha recordado Lambán que ha llamado a hacer lo propio con un sector que supone el 15% del PIB nacional y el 3% del aragonés.

“Es un sector de tales magnitudes que si no impulsamos medidas de choque importantes corre el riesgo de ocasionar un desastre para la economía del país de magnitudes insospechadas, así como consecuencias en otros sectores”, ha aseverado.

Además de movilizar recursos y ser “imaginativos” en la adopción de medidas de apoyo, Lambán ha propuesto “poner fin al falso monopolio” de las agencias y plataformas mayoritarias de ventas online, que cobran comisiones entre el 15% y 23% del ingreso de las empresas turísticas.

“Entendemos que hay que actuar desde las instituciones para forzar una renegociación de esas comisiones y estamos absolutamente seguros que el sector lo va a agradecer”, ha señalado Lambán que ha emplazado al Gobierno de España a que encabece esa renegociación.

El presidente aragonés se ha hecho eco de estas demandas, tras estar en contacto con las asociaciones empresariales, con intención de apoyar el sector hostelero y de alojamientos turísticos que, en el caso aragonés, cuenta con una gran presencia de empresas familiares, pymes y autónomos, por lo que se pretende llegar a un equilibrio, que permita la supervivencia de todos en este sector que representa sobre el 8% del PIB regional.

Del mismo modo, ha propuesto que los trabajadores fijos-discontinuos del sector de la hostelería y el turismo sean incluidos en los ERTEs, también en el caso de aquellos que no podrán ser llamados a ocupar las plazas que se ofrecen habitualmente en verano.

Además, el presidente aragonés ha propuesto extender los beneficios de los ERTEs más allá del estado de alarma, ajustándolos a los ritmos progresivos de la actividad económica sin necesidad de tramitar una nueva solicitud.

Por otra parte, Lambán ha señalado que los centros remitidos por el Gobierno de Aragón al Ejecutivo central para acoger pacientes asintomáticos, por el momento, no van a ser utilizados.

Tampoco es previsible, a su juicio, que en período corto de tiempo haya que emplear los hospitales de campaña que se habilitaron en la Feria de Zaragoza aunque ha precisado que esto no quiere decir que se vaya a desmontar la instalación.

“Si nos atreviéramos a predecir que tenemos la pandemia controlada y que el número de contagiados va a ir decreciendo, nos estaríamos equivocando. Si algo hemos aprendido es que hay que ser muy cautos y tener activados todos los mecanismos para que derrotemos definitivamente al virus y no vuelva a sorprendernos”, ha remachado.

Por último, Lambán se ha congratulado de que el Gobierno de España haya permitido la salida controlada de niños a la calle durante el confinamiento aunque ha indicado que en la reunión mantenida por vía telemática “no se ha entrado en más consideraciones” sobre esta medida.

El presidente de Aragón ha destacado que el Gobierno de la nación atenderá a los informes de los educadores, psicólogos y de especialistas sanitarios para decidir hasta qué edad y en qué condiciones de acompañamiento y tiempo podrán salir los más pequeños. “Lo importante es que algo se lleva haciendo bastantes semanas en otros países europeos por fin se haga en España”, ha finalizado diciendo.

Noticia y Foto: Diario de Teruel