978 700 381 / 667 260 601 / 617 666 050 / 651 300 984 [email protected]

Las obras de restauración de la segunda fase del plan director del castillo medieval de Peracense no escatima medios. Máquinas, estructuras y hasta una grúa gigante están facilitando el trabajo que se está ejecutando en los accesos de la fortaleza, cambio de cubiertas que evitan humedades, instalación de un graderío, caseta de información, cambio de escaleras  más seguras y excavaciones arqueológicas. El Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón ha impulsado las obras de la segunda fase del plan director del Castillo de Peracense con una inversión de 480.000 euros, IVA incluido. Las actuaciones de la segunda fase estarán terminadas dentro de dos meses, en diciembre.
La directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa, destacaba que en esta fase se invierte un total de 480.000 euros, cofinanciados con el Fite 2018, en actuaciones en el exterior y el interior del castillo. “Una apuesta para que el castillo sea referente turístico y cultural, para mejorar su conservación y para ampliar el rango de espacios visitables”. La directora general señaló que se espera que las obras estén finalizadas a finales de este año.
El alcalde de Peracense, Manuel Bujeda, valoraba la segunda fase del plan director del castillo”porque supone dar un golpe importante en su ejecución”. Reseñó la maquinaria grande y andamiaje que se estaba utilizando para facilitar los trabajos que se están llevando a cabo con la retirada de escombros, cambio de cubiertas y descubrimientos de nuevos espacios o la limpieza de las canteras que están quedando muy bien.
El pasado mes de agosto  se iniciaron los trabajos de la segunda fase del plan director del castillo de Peracense. El plazo que se otorgó para la ejecución de los trabajo fue de 4 meses y el constructor, Luis San Roque, afirmó que se terminará en el plazo marcado si la climatología no lo impide, ya que conoce muy bien el castillo por haber ejecutado anteriores actuaciones y ha llevado trabajadores y medios para ello. El director de la segunda fase de las obras de restauración del castillo es Javier Borovio y el plan director lo hizo el estudio de arquitectura y urbanismo Bau.
El gerente de la empresa Acrotera, que gestiona el castillo de Peracense y arqueólogo, Jesús Franco, explicó que la segunda fase de restauración de la fortaleza es una continuidad de la primera, que se hizo el pasado año también con presupuesto proveniente del Fondo de Inversiones de Teruel.
En 2019 se acometieron las obras de la primera fase de la rehabilitación, con cargo al Fite de 2017. Con una inversión total de 264.045,54 euros, Iva incluido, se intervino en el interior del castillo protegiendo yesos y pavimentos, se cerraron huecos de ventanas y puertas, se sustituyó la escalera al recinto superior y se recuperó el acceso a la torre del hospital.
Igualmente, se restauró el altar de la capilla del recinto superior, se acondicionó el terreno escalonado entre ésta y la plaza de armas, se consolidaron las fábricas del muro de la poterna y se reintegró estéticamente el arco de la puerta de acceso al castillo.
En el exterior del recinto amurallado se acondicionó el punto de encuentro junto al aparcamiento, se recuperó el camino viejo de Peracense, se liberó de escombros el muro de la poterna en la parte trasera del castillo, y se realizó la excavación arqueológica y consolidación de la antigua iglesia parroquial de la Virgen de la Villeta, destruida durante la Primera Guerra Carlista, una iglesia pequeña, pero que conserva elementos de gran valor cultural.
Jesús Franco reseñó que en la segunda fase que se está ejecutando se actúa en el acceso al castillo desde la zona de aparcamiento; en el cambio físico de la caseta de la entrada a la fortaleza por una más grande y en mejores condiciones con mini tienda incluida; cambio de escaleras, entre otras en el paso de ronda por estar deterioradas por el paso del tiempo y ofrecer más seguridad; renovación del terreno escalonado al recinto interior desde la puerta de acceso al castillo; excavación de la cantera del primer recinto donde se han descubierto al estar enrunadas y no se veían las ruedas de piedra de para afilar metales; adecuación de un graderío en el segundo recinto de la fortaleza en una zona que estaba muerta e inaccesible y que a partir de ahora se podrán hacer actividades  para el público; cambio de las cubiertas por las humedades que provocaba y afectaba al salón gótico y a la cocina procediendo a la extracción de sales de dichas salas y, por último, excavaciones arqueológicas en la aldea medieval.
Igualmente se va a recuperar el lavadero usado por la guarnición liberal, siglo XIX, durante su ocupación de la fortaleza, ubicado en la citada cocina.
Jesús Franco comentó que las actuaciones que se están llevando implicará también una reubicación de las máquinas de asalto de guerra medievales de Rubén Sáez.
Tras la segunda fase del plan director de restauración del castillo de Peracense se tiene contemplada una tercera fase, pero que ello dependerá del Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón a través de Suelo y Vivienda, comentó Jesús Franco, quien añadió que para esta tercera fase estaría, entre otras actuaciones, la dotación de contenidos al castillo, el aparcamiento y proseguir con la excavación arqueológica en el despoblado de Los Casares.
Las obras de restauración del castillo se ejecutan por fases por razones presupuestarias, siguiendo las directrices marcadas por el plan director aprobado por la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural de Teruel en la sesión de 26 de octubre de 2016, ha precisado el Ejecutivo autonómico.
Este plan comprende no solo la edificación fortificada del castillo, sino también las áreas de gestión ligadas a él, como el despoblado de Los Casares, las canteras medievales de la Peña de la Montera y su entorno, el aparcamiento y los senderos señalizados.

Noticia y Foto: Diario de Teruel