978 700 381 / 667 260 601 / 617 666 050 / 651 300 984 [email protected]

Hoy es el día. Por tercera vez de forma oficial -y por cuarta si se tiene en cuenta una que se puso en los años 70- la peña El Ajo pondrá el pañuelo al Torico para desatar la locura en una ciudad que multiplica su población para vivir La Vaquilla. Daniel Igual y Mario Bea verán desde el horizonte a la multitud que esperará  ese momento para iniciar una catarsis colectiva.

Igual es presidente de la peña El Ajo desde 2007. Desde antes de Navidad sabe, al igual que su compañero Mario, que son los que van a poner el pañuelo. Para elegirlos se hizo una votación para ver cómo se seleccionaba a los candidatos, de la que resultaron ganadores.

Entre los requisitos, había que ser directivo con más de cinco años de antigüedad y de después de 1998, que fue el último año en el que El Ajo puso el pañuelo. Hubo unos 40 candidatos. Primero se votó a quienes los ponían y después a los que lo quitaban. También se votó quién lo llevaba hasta el Torico y quien lo devolvía el lunes por la noche.

 Igual se hizo de la peña el mismo año en el que lo puso Fito Rodríguez, precisamente con El Ajo. Apenas tenía 15 años entonces y no se acuerda de ese momento.

Mario Bea, vocal de la peña y responsable de Infraestructura e la peña, se hizo el año de antes “a última hora” con apenas 14 años. Como Igual, es de la directiva de El Ajo desde el año 2000.

Aunque llevan muchos años en ella, aseguran que por la directiva pasa mucha gente, que como ellos desarrollan los trabajos que saben hacer “de manera gratuita y altruista”, destaca el actual presidente.

La puesta del pañuelo coincide con el 50 aniversario de la primera fundación de la peña El Ajo. Fue en el año 1969. Después no volvió a aparecer hasta 1975, así que lo celebrarán dentro de unos años.

Esta es la tercera vez que la peña El Ajo pone el pañuelo. Antes de 1998 lo había hecho en 1983, el segundo año considerado oficial de este acto, aunque se sabe que en los años 70 también se puso y los que los hicieron acabaron perseguidos por la policía.

Ahora, las cosas han cambiado mucho y los de El Ajo lucen on humor una camiseta conmemorativa, diseñada por Rodrigo Jambrina.

El martes pasado, Mario Bea y Daniel Igual, junto al resto de sus compañeros, hicieron un ensayo para que hoy salga todo bien. En la torre principal alrededor del pilón se colocarán ex directivos, directivos actuales y personas que salieron como candidatas para la puesta del pañuelo porque “entendemos que son personas que han hecho algo por y para la peña”. También se ha contado con los socios más antiguos de El Ajo. Actualmente, es la peña más numerosa de las 21 de Interpeñas, con más de 800 socios.

Como Daniel Igual fue el que más votos recibió en la votación, se encargará de subir el pañuelo hasta arriba.En ese momento ve difícil acordarse de alguien. “Me acordaré primero de él que estará allí conmigo”, apuntó mirando a Bea, “pero tenemos que concentrarnos en lo que estamos haciendo”.  Por su parte, Mario Bea aseguró que en ese momento le gustaría acordarse “de todo el mundo”; de los compañeros, de los socios de la peña “y de los que ya no están y han hecho mucho por ella”, además de la familia. De ellos estarán pendientes miles de personas que abarrotarán la plaza y que después de ese momento seguirán la fiesta en los locales de las peñas, en las calles con las charangas o en la plaza de toros, donde esta tarde habrá corrida.

La fiesta en los locales de las peñas comenzaron ayer por la tarde, con los primeros conciertos y actuaciones. Para que todo estuviera preparado, por la mañana se realizaron las revisiones y se comprobaron los permisos de todas las peñas.

Entre las novedades de este año, figura la peña El Rescate, que ayer por la tarde inauguró su local, ubicado entre la plaza Domingo Gascón y la ronda Ambeles, con una gran fiesta y una presentación oficial.

Otras peñas celebran este 2019 su 25 aniversario, como Nos An Soltao, que ayer convirtió la ronda Damaso Torán en una marea naranja, con sus camisetas conmemorativas.

Desde ayer y hasta el lunes, los 21 locales de la peña transformarán a Teruel en un gran festival de música, abierto a todo el público. En la medianoche del día 8 de nuevo dos socios de El Ajo volverán a trepar por la columna para desprender al Torico de su pañuelo bordado.

En esta ocasión serán Javier Cantalapiedra e Imanol Pérez los encargados de bajarlo y Minerva Navarro de llevarlo de nuevo al ayuntamiento para entregarlo a la alcaldesa.

Finalizará así la catarsis colectiva  de La Vaquilla que no volverá a producirse hasta dentro de un año.

Noticia y Foto: Diario de Teruel