La estructura del operativo de prevención y extinción de incendios forestales del Gobierno de Aragón, a través de la empresa pública Sarga, ha comenzado a realizar labores de desinfección en el territorio para luchar contra el coronavirus.

En un comunicado, CGT Sarga, que recuerda que llevan tres semanas en espera de una orden del Ejecutivo autonómico para ser activados, informa de que este sábado una decena de bomberos forestales han sido movilizados para participar en labores de desinfección en las zonas donde han sido solicitados por las comarcas.

El trabajo consiste en realizar labores de desinfección de zonas al aire libre de espacios públicos mediante el uso de camiones autobomba y mochilas pulverizadoras con las cuales se han rociado estos espacios con una solución desinfectante.

En el comunicado, el sindicato asegura que Sarga ha tenido “enormes dificultades” para encontrar equipos de protección individual -los llamados EPI- y que, por orden del Gobierno de Aragón, al que acusan de “bloquear” estas actuaciones en varias ocasiones, van a empezar a desinfectar en las comarcas de Albarracín, Alto Gállego, Ribagorza y Zaragoza.

Por el momento, la DGA solo se plantea movilizar los medios que están activados dentro del Plan contra Incendios de la comunidad, de los que quedan fuera el 80 % de los bomberos forestales repartidos por el territorio aragonés y gran parte de las comarcas que lo integran.

Así, CGT expresa su “estupefacción” ante la amenaza de un “posible despido” de los bomberos forestales que se han quedado fuera de estos trabajos y que están a la espera de que se les active para realizar estas tareas y reforzar a los “ya saturados” servicios de emergencia.

Consideran, por último, que “no hacer uso de todos los medios de que se dispone debería traer consecuencias para los políticos responsables”.

Noticia y Foto: Diario de Teruel