978 700 381 / 667 260 601 / 617 666 050 / 651 300 984 [email protected]

La Serranía Celtibérica ha pedido a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, que este amplio territorio pueda ser zona piloto para la aplicación de las medidas gubernamentales que se piensan aplicar de cara a la lucha contra la despoblación. Además, la red se ha ofrecido a colaborar con su experiencia en el diseño del mapa de “zonas escasamente pobladas”, que ya tiene realizado la Serraní Celtibérica y que ofrece al ministerio por tratarse de un trabajo hecho con rigor científico de acuerdo con lo establecido en la reglamentación europea.

El presidente de la Comisión de Seguimiento de la Red de Universidades de la Serranía Celtibérica, Francisco Burillo, ha enviado una carta a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, a raíz de la comparecencia que esta hizo a finales de octubre en el Senado para explicar las políticas de su ministerio para hacer frente al problema de la despoblación.

En la misiva se ofrece la experiencia de esta red, a la vez que se solicita que el territorio de la Serranía Celtibérica sea elegido como una zona piloto para poder empezar a desarrollas las medidas anunciadas por la ministra.

En el documento enviado a la misnitra se argumenta que “lo prioritario es delimitar las ‘zonas Escasamente Pobladas’de España, donde aplicar las propuestas que coordina su ministerio”. Se recuerda en este sentido, que la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados en su dictamen con numerosas propuestas para atajar las consecuencias de la crisis sanitaria y socioeconómica de la Covid-19, demandó la elaboración de un “Mapa de áreas prioritarias ante el reto demográfico, identificando las mismas en función de la baja densidad y de acuerdo con criterios objetivos”.

Burillo explica a la vicepresidenta que los grupos de investigación de la Serranía Celtibérica ya tienen hecho ese mapa “aplicando criterios rigurosamente científicos a las propuestas emanadas por la reglamentación europea de Nomenclatura de las Unidades Territoriales Estadísticas (NUTS) correspondientes a ‘unidades no administrativas’ de las zonas escasamente pobladas”.

El profesor Burillo considera que su delimitación cumple con lo establecido por las disposiciones comunes de los Fondos Europeos para el periodo 2021-2027, que establece que “las agrupaciones de unidades administrativas locales con una densidad de población inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado en zonas escasamente pobladas o inferior a 8 habitantes por kilómetro cuadrado en zonas muy escasamente pobladas”.

 La propuesta que hace a la ministra la Serranía Celtibérica es que el Gobierno de España presente en su “Acuerdo de Asociación de España 2021-2027” la situación económica de las NUTS no administrativas correspondientes a sus “Zonas Escasamente Pobladas” y pida que además de ser reconocidas como regiones desfavorecidas, se les considere destinatarias del Fondo de Cohesión del que España está excluida por su situación económica, “sean consideradas como regiones menos desarrolladas y, por lo tanto, entren en el reparto de los 200.000 millones de euros de los Fondos Estructurales, lo que supondría, al menos, 12.000 millones de euros”.

Por otra parte, Burillo se refiere a una serie de proyectos piloto que pretende impulsar el miniserio, según detalló la ministra, por lo que en ese marco solicitan que “Serranía Celtibérica sea elegido, desde su ministerio, como territorio piloto donde aplicar todas las medidas que enumeró”.

Argumenta en este sentido la Red que Serranía Celtibérica es “con creces el mayor problema territorial en materia de despoblación que tiene España y la Unión Europea”, tratándose de una interregión que se extiende por las comunidades autónomas de Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana y La Rioja con una densidad de población de 6,99 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que la convierte en un desierto demográfico.

Noticia y Foto: Diario de Teruel