978 700 381 / 667 260 601 / 617 666 050 / 651 300 984 [email protected]

Tras cuatro poemarios publicados y el libro Viajes y viajeros por la Sierra de Albarracín, el escritor turolense Víctor Lacambra acaba de publicar Tiempos de dolor, novela en la que por primera vez se mete en el terreno de la novela, con un texto formado por varias historias se entrelazan con el fondo vital común del dolor, la felicidad y la soledad.

-¿’Tiempos de dolor’ son tiempos de pandemia?

-Lo son, aunque la novela está escrita antes del coronavirus. Incluso alguno de los relatos que lo forma lleva muchos años escrito. Pero de algún modo relaciona al lector con este brete, porque en Tiempos de dolor lo que hago es situar a varios personajes ante situaciones complicadas a las que se ven abocadas en su vida cotidiana, de un modo en el que muchas veces no somos conscientes. Al menos ahora con la pandemia está tan claro que la gente lo está pasando mal que somos más empáticos, y aunque tampoco es que corramos a socorrer a los demás, al menos nos mostramos más solidarios. Las catástrofes como esta son buenas oportunidades para ser un poco más honestos y no preocuparnos solo de nosotros mismos. Y supongo que eso es lo que me gustaría conseguir con Tiempos de dolor.

-¿La novela habla fundamentalmente de dolor? ¿Opina que la vida es un valle de lágrimas?

-Habla de dolor pero también de felicidad, o de la trascendencia… las pequeñas historias de dolor cotidiano son también historias en las que se demuestra que la felicidad está a veces en lo más simple, en lo más sencillo. No, no creo que la vida sea un valle de lágrimas, pero es una especie de juego de espejos, en el que por mal que nos venga todo siempre tenemos que buscar un ángulo que deje espacio al optimismo. Seamos empáticos y no dejemos que las situaciones complicadas nos arrastren a la inacción.

-En uno de los relatos que forman la novela el narrador protagonista es una mujer… ¿Fue muy complicado meterse en su pellejo?

-Pues sí, fue de una tremenda complejidad. Quería que esa historia fuera un homenaje a las mujeres que han tenido que luchar en un mundo de hombres, sacando lo mejor de sí mismas para poder competir en igualdad de condiciones. En este caso es una periodista en los años 50, que se mueve en un ambiente completamente masculino. Para poder adoptar este personaje he tenido que hacer un ejercicio de introspección bastante intenso para ponerme en su piel y ver el mundo como lo vio ella.

-Afirma que ‘Tiempos de dolor’ repasa nada menos que toda la historia de la Humanidad…

-Eso es porque en estos momentos la vida avanza a una velocidad tal que da la sensación de que lo único que nos queda para destacar es el dolor, la corrupción política, la muerte, las guerras y los conflictos. Por eso juego con que la historia de la Humanidad podría resumirse brevemente en un compendio de situaciones dolorosas y complicadas. Pero en el fondo es una llamada de atención, porque creo que lo que tenemos que hacer es reflexionar y verlo todo más ampliamente.

-’Tiempos de dolor’ es su primera novela en prosa publicada…

-Así es… Alguna vez había escrito relatos, en el Espejo de Tinta de DIARIO DE TERUEL, o en algún concurso, pero nunca había entrado en serio con una novela. Sin embargo tenía mucho interés por introducirme en este ámbito, y aunque ha supuesto para mí un esfuerzo titánico, estoy muy satisfecho con el resultado.

-¿Cambia en lo fundamental el proceso de trabajo entre la poesía, que es lo que habitualmente escribe, y la novela en prosa?

-Para mí sí que supone un gran cambio. Son dos actividades que afronto de muy diferente manera. No voy a decir la barbaridad de que la poesía brota de mí, pero su proceso de creación es muy distinto al de la novela. Esta segunda requiere un trabajo más intenso, que no solo incluye saber llegar al momento de inspiración adecuado sino ser muy empático con muchos personajes diversos. Además, en mi caso, me meto tanto en la piel de los personajes que llega un momento en el que tienes que terminar el libro y dejar que vuelen solos, porque llega a ser angustioso vivir los problemas de todos ellos.

-¿La experiencia ha sido muy traumática o repetirá?

-En este propio libro dejo la puerta abierta a una continuación. Hay un pequeño guiño a la novela negra con un asesinato que pide una segunda parte, así que repetiré, seguramente.

-Sin embargo su próximo proyecto será un libro de viajes… no de viajeros por Albarracín, que ese ya lo tiene, sino por toda la provincia…

-Yo pensaba que para este año ya lo tendría pero he sufrido cierto atasco por culpa de la pandemia. Además el libro de Juan Villalba, Teruel, otra dimensión, que me ha parecido maravilloso, ha aportado cosas nuevas… es impresionante la cantidad de personajes importantes que viajaron por la provincia. En este sentido ese libro es muy sorprendente y merece la pena detenerse para hacer una investigación histórica cuidadosa.

-’Tiempos de dolor’ está autoeditado y es poco probable que ahora se puedan hacer presentaciones para darlo a conocer…

-Desde luego no habrá presentaciones. En Albarracín ya tuvo que hacerse la Feria del Libro virtual y fue una pena, pero no puedes asumir el riesgo de asumir un evento de esas características y que surjan problemas. Tenemos que tener paciencia y ver otras fórmulas, como presentaciones virtuales. Ahora mismo no nos queda otra que buscar soluciones nuevas, y por el momento quien quiera hacerse con un ejemplar del libro puedo hacerlo a través de mi blog; https://librosylibrespensamientos.blogspot.com/.

Noticia y Foto: Diario de Teruel