978 700 381 / 667 260 601 / 617 666 050 / 651 300 984 [email protected]

El centro faunístico La Maleza, en la localidad turolense de Tramacastilla, cuenta desde esta semana con dos nuevos animales para mostrar a los visitantes. Se trata de una pareja de ‘tauros’, una especie que supone la recuperación de la vaca prehistórica, conocida como uro y ya desaparecida. El tauro, conseguido mediante selección genética entre varias razas de bóvidos europeos, es muy parecido morfológicamente a su antecesora y se caracteriza por tener sobre su lomo una línea blanca que contrasta con su pelaje negro. Pesa en torno a mil kilos y sus cuernos se orientan hacia arriba en forma de lira.

Los dos animales han venido desde Holanda, donde existe una fundación, Stichting Taurus, dedicada a la cría de ejemplares. Un año ha sido necesario para conseguir que la pareja de tauros llegara a Tramacastilla, convirtiendo a La Maleza en el primer parque de España con este curioso animal. Y ello debido a la prolija documentación que hay que cumplimentar y a las muchas condiciones sanitarias que se exigen para el traslado.

Según relata el biólogo y gerente del parque faunístico, Ricardo Almazán, los dos tauros son muy dóciles, hasta el punto de comer de la mano de sus cuidadores, y es que la selección genética realizada en la fundación holandesa desecha a aquellos individuos de comportamiento agresivo.

El centro La Maleza, en el que viven en semilibertad más de 40 animales de especies autóctonas de la Sierra de Albarracín, se ha implicado en la conservación del tauro, pues acaba de poner en marcha un centro de cría de estos bóvidos en la cercana localidad de Frías de Albarracín, donde cuenta ya con 18 ejemplares traídos igualmente de Holanda.

Como destaca Almazán, el tauro tiene la capacidad de obtener proteínas de la ingesta de vegetación leñosa, convirtiéndolo en un animal muy útil para eliminar matorrales de determinados parajes y prevenir incendios. Según afirma, varios ayuntamientos de la provincia y también de fuera de ella se han interesado por disponer de tauros para modelar el paisaje.

El centro de cría de tauros en Frías de Albarracín se ha convertido en el único existente en el sur de Europa. Almazán resalta que este proyecto pionero ha sido posible gracias a la colaboración del presidente de la Comunidad de Albarracín y a la vez alcalde de Frías, Benito Lacasa, quien se ha esforzado por poner a disposición de los responsables de La Maleza los terrenos de pasto necesarios para el cuidado de los animales. También ha apoyado la iniciativa el Ayuntamiento de Calomarde.

La Maleza, promovido por la Comunidad de Albarracín como un revulsivo económico para los pueblos de la sierra, tiene previsto aumentar todavía mas en los próximos meses el número de animales. Así, contará pronto con caballos salvajes procedentes de Portugal y con bisontes. Los responsables del parque explican que ambas especies existieron en la zona en épocas anteriores, si bien desaparecieron.

La Maleza ocupa una finca de 23 hectáreas de pinar y rocas de rodeno en la que se ven lobos, ciervos, jabalíes, muflones, cabras monteses, ginetas, hurones, zorros, gamos y, desde hace unos días, también ‘tauros’. Hay igualmente ganado doméstico, como burros, ovejas, cabras, gallinas serranas y conejos gigantes, con los que los visitantes pueden interactuar. El parque requirió de una inversión de 1,5 millones de euros a cargo del Fite y de fondos de la Comunidad de Albarracín.

Noticia y Foto: Heraldo de Aragón