978 700 381 / 667 260 601 / 617 666 050 / 651 300 984 [email protected]

La próxima edición de Las Bodas de Isabel, que se celebrará por primera vez del 24 al 27 de marzo, incluirá 60 actos, pero seguirá lejos de la normalidad. La fiesta medieval volverá a las calles de Teruel tras la celebración online de 2021 debido a la covid-19. Pero contará con la mitad de actores que en un año normal –70 frente a 150– para recrear la trágica historia de amor de Isabel de Segura y Diego de Marcilla, los Amantes de Teruel, ambientada en el siglo XIII. También estarán a medio gas las jaimas de los grupos recreacionistas, porque solo se montarán 70 de las 150 carpas de 2020.

Las escenas paralelas a la trama central, que contribuyen a enriquecer la representación, se quedarán en cuatro –solo se han incluido en la recta final de los preparativos gracias a la positiva evolución de la covid-19– frente a las 10 de una edición normalizada. Además, la organización pretende «esponjar» el Centro Histórico, principal escenario festivo, con actos programados en el parque de Los Fueros y con la instalación en su auditorio de una pantalla gigante para que el público pueda seguir la escenificación.

Belén Royo, portavoz de la Fundación Bodas de Isabel, con el concejal de Fiestas, Javier Domingo.
Belén Royo, portavoz de la Fundación Bodas de Isabel, con el concejal de Fiestas, Javier Domingo.Heraldo.es

El programa de Las Bodas, presentado este lunes, incluye actividades para el público infantil en Los Fueros y prevé que esta zona verde sea destino final de varios desfiles festivos, como el del rey don Jaime I o el del grupo de música de raíz Lurte. Otra novedad vinculada a la descongestión de espacios será el traslado de las atracciones infantiles de la plaza de San Juan, un lugar con mucho tráfico de peatones, a la plaza de la Marquesa. El mercado medieval mantendrá, por el contrario, sus 250 puestos de venta habituales.

Belén Royo ha señalado que el programa de actos es «extenso» pero adaptado a las actuales circunstancias de pandemia. Las cuatro pantallas gigantes donde se proyectará la representación y la cartelería advertirán al público de la obligación de usar mascarillas si no puede respetar la distancia de seguridad.

Para el concejal de Fiestas, Javier Domingo, la presentación del programa de 2022 es «especial» tras un año de parón por el coronavirus. La covid ha condicionado la celebración de la fiesta incluso en las fechas, porque las habituales, del 17 al 20 de febrero, tuvieron que posponerse por un repunte de la pandemia.

Noticias y foto: Heraldo de Aragón