978 700 381 / 667 260 601 / 617 666 050 / 651 300 984 [email protected]

Una veintena de personas disfrutan del estrellado cielo de Tramacastilla

Cerca de una veintena de personas se acercaron hasta Tramacastilla, el pasado sábado, para conocer mejor los secretos que entrañan los cielos de verano. La actividad comenzó en uno de los salones de la Posada de Santa Ana con una charla, que sirvió para profundizar en las posibilidades de un programa informático. Pero no solo la tecnología estuvo presente, una breve historia de la Astronomía, acompañada  de anécdotas, sirvió para que los presentes conocieran más sobre esa interesante ciencia.

Se explicó cómo utilizar un planisferio y se utilizaron maquetas, globos terráqueos y otros recursos para acompañar las explicaciones de Pedro Jarque Lorente, profesor del taller, quien  aprovechó las preguntas para desmontar algunos mitos sobre la astrología y otras creencias populares.

La cena temática de estrellas en la terraza del Restaurante Érase una vez, se aprovechó para comenzar a ver algunas de las estrellas y constelaciones que durante la tarde se habían explicado en  la charla. El triángulo de verano (Vega, Deneb, Altair) y Antares fueron las primeras en mostrar su presencia en el cielo que se divisaba sobre la Sierra de Albarracín.

Posteriormente, los asistentes se desplazaron hasta el entorno conocido como El portillo, allí alejados de las fuentes de contaminación lumínica, pudieron observar el cielo en todo su esplendor, primero a ojo desnudo se divisaron las constelaciones más fácilmente identificables, así como la vía láctea y el triangulo de verano, con la ayuda de un puntero láser. Pero el visionado de cúmulos estelares, nebulosas y  galaxias a través del telescopio fue lo que dejó fascinado a todos los participantes en el taller, algunos de los cuales aprovecharon también para realizar fotografía nocturna.

Fuente: Diario de Teruel