18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

Otoño con carácter veraniego llena las terrazas turolenses

Compárte esto con tus amigos:

El buen tiempo supone un factor negativo para tiendas de ropa y calzado.
El otoño llegó a Teruel el día 23 de septiembre, aunque los termómetros de la capital turolense indican todo lo contrario. Con temperaturas en torno a los 25 grados los turolenses salen a la calle dispuestos a disfrutar del buen tiempo. “Estamos encantados con este calor”, comentan, “porque habituados a las bajas temperaturas y a las prendas de abrigo este clima cálido es toda una sorpresa”. Así, las terrazas se han convertido en uno de los lugares más frecuentados de la ciudad, especialmente las del casco histórico donde las cañas, los refrescos y las tapas se han consolidado como una atractiva rutina diaria.

La plaza del Tórico , epicentro del Casco Histórico, repleta de viandantes y turistas gracias al buen clima

La mayoría de bares y cafeterías con terraza son los afortunados de recibir a un mayor número de clientes y consecuentemente, percibir unas ventas e ingresos mayores. “Conforme pasa octubre las mesas al aire libre tardan más en llenarse pero han estado repletas”, explica un camarero del bar Los Aristos.

Por el contrario, David Pellicer, encargado de El Pecado de Eva, incide en que el número de clientes es prácticamente similar y que la única diferencia se encuentra en la distribución. “Por el buen tiempo prefieren comer fuera en vez de dentro”, sentencia Pellicer. Así, explica que es en la terraza dónde se ha de trabajar más ya que han tenido que aumentar la cantidad de mesas en la terraza de seis a 16.

Sin estufas

Otro efecto positivo de la persistencia del calor es la ausencia de estufas o calefacción en bares y cafeterías, lo que sus dueños definen como un alivio puesto que es una reducción del gasto.

Sin embargo, como dice el dicho “el viento nunca sopla a favor de todo”, y el mismo buen tiempo que saca sonrisas a transeúntes y hosteleros supone un nuevo motivo de preocupación para las tiendas de ropa y calzado.

Ya que este atípico calor que provoca una bajada de las ventas y de los ingresos, sumado a la dura crisis ha supuesto para muchos comercios una situación económica con difícil salida.

Fuente: Diario de Teruel

Fecha: 16/10/2011