18 años marcando el camino

Descubre la historia de las ciudades Medievales de Albarracín y Teruel Mudejar. Pinturas Rupestres y Sierra de Albarracín.

Compárte esto con tus amigos:
Categories Navigation Menu

Teruel, de pequeña capital a enclave prioritario en la contienda civil

Compárte esto con tus amigos:

Alfonso Casas disecciona la importancia que tuvo la provincia en la batalla

La provincia de Teruel y su capital fueron un territorio muy castigado durante la Guerra Civil. Prácticamente desde el 36 hasta el 39, la provincia turolense se convirtió en un campo de batalla. Con esta imagen fija comenzñó ayer su conferencia el historiador y abogado Alfonso Casas Ologaray dentro del ciclo de charlas Recuerdos de guerra, compromisos de paz, que ha organizado el Instituto de Estudios Turolenses, en colaboración con la Dirección General de Relaciones Institucionales del Ministerio de Defensa.

En su conferencia Teruel en la Guerra Civil española (1936-39), Alfonso Casas, de una forma muy pedagógica y en una magistral clase de historia, recordó a los asistentes cómo, cuándo y dónde comenzó la Guerra Civil y por qué fue tan devastadora en la provincia de Teruel. “La provincia quedó dividida en dos frentes, igual que ocurrió con las provincias de Zaragoza y Huesca”, comentó Alfonso Casas durante su intervención, quien añadió que esa línea se mantuvo hasta prácticamente toda la guerra, “hasta la Batalla de Teruel, cuando se rompió el frente y se produjo el avance del ejército sublevado hacia tierras levantinas y hacia Cataluña”.

Apoyado en un gran mapa de la Península Ibérica donde se podía distinguir cómo los ocupaban los distintos territorios los dos bandos, Alfonso Casas fue desgranando todos los ataques que sufrió Teruel. “En el año 36 Teruel era una pequeña capital de provincia, de unos 15.000 habitantes, y sin ningún interés ni nada en particular por lo que los contendientes quisieran disputársela, pero fue un escenario de constantes ataques de entre ambos bandos”, señaló.

“Una imagen vale más que mil palabras y las que quedaron de Teruel durante los ataques de la Guerra Civil, las imágenes de destrucción y muerte tendría que servir para reflexionar sobre la paz, sobre la importancia que tiene la paz”, comentó para explicar por qué una conferencia sobre guerra tenía cabida en el ciclo Recuerdos de guerra, compromisos de paz que abrió él en el salón de actos del Museo Provincial de Teruel.

Alfonso Casas se apoyó en diferentes fotografías y planos para “conocer cómo se desarrollaron las operaciones militares”. También aportó  documentales como Jornadas de victoria en Teruel de la propaganda republicana y documentales extranjeros, ya que la Batalla de Teruel “fue objeto de interés de toda la opinión pública más allá de nuestras fronteras”. Finalmente también contó con imágenes de la propaganda franquista del estado de cómo quedó la ciudad tras la contienda.

“El Centro Histórico quedó destruido completamente tras la Batalla de Teruel”, recordó, “no se salvó ningún edificio, Teruel quedó totalmente arrasada, por ejemplo el Seminario del original, no queda nada, todo el Centro quedó dañado de una o de otra manera”, concluyó.

A la apertura del ciclo de conferencias que se inició ayer asistieron la directora del Instituto de Estudios Turolenses, Montserrat Martínez, y el subdelegado de Defensa en Teruel, Miguel Ángel Santamaría, que fueel encargado de presentar las dos conferencias que completarán el ciclo Recuerdos de guerra, compromisos de paz.

Estas charlas, que se celebrarán el 25 y 26 de octubre en el salón de actos del Museo a las 20 horas, acercarán a los asistentes cómo se trabaja actualmente por la paz desde la responsabilidad militar.

Visita guiada

Alfonso Casas, además de abrir el ciclo de conferencias, también será el encargado de llevar a cabo una visita guiada a los escenarios turolenses de la contienda. La visita, que se desarrollará por los alrededores de Corbalán, tendrá salida a las 11 horas del sábado 22 de octubre y los interesados pueden inscribirse gratuitamente en el Instituto de Estudios Turolenses.

Fuente: Diario de Teruel

Fecha: 19/10/2011